//Ensalada de bacalao y naranja con pesto de rúcula y Moringa

Ensalada de bacalao y naranja con pesto de rúcula y Moringa

Las ensaladas son un plato liviano, sano y fresco que, con los debidos ingredientes y elaboración, pueden ser también muy completas nutricionalmente.

Un ejemplo de lo susodicho es la receta presentada por Mª Ángeles García Roldán al pasado Reto Moringa. En ella incluye fuentes de carbohidratos complejos, como las patatas; de proteína y omega 3 (bacalao, piñones y queso parmesano); y los micronutrientes de la rúcula y los brotes; todo ello complementado con el completo espectro nutricional de la Moringa oliefera, que aporta desde proteína vegetal completa a 7 vitaminas (incluida la vitamina b12), pasando por 15 minerales y una capacidad antioxidante cien veces superior a la del té verde, entre otros nutrientes.

Veamos cómo preparar esta ensalada de bacalao y naranja con pesto de rúcula y Moringa:

Ingredientes

Para la ensalada:

  • 3 patatas medianas
  • 4 naranjas
  • 1 cebolleta mediana
  • 2 lomos de bacalao medianos
  • Brotes tiernos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Para el pesto:

  • 150 g de rúcula
  • 50 g de piñones
  • 50 g de queso parmesano
  • 1 ajo
  • 5 g de Moringa en polvo
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Polvo de Moringa biodinámica. En su radiante verdor se concentran más de 46 antioxidantes y 36 anti-inflamatorios, siendo el alimento funcional más completo conocido.

Preparación

Para la ensalada:

Confitar el bacalao; para ello, añadir abundante aceite a un cazo y echar el bacalao. Poner a fuego suave y dejar confitar unos 10 minutos, aproximadamente (el aceite debe estar a una temperatura de 80 ºC). Una vez pasado el tiempo, sacar el bacalao del cazo y dejar escurrir en un papel secante. Retirar la piel y separar las lascas del bacalao.

Mientras, poner a hervir las patatas (sin pelar). Una vez tiernas, escurrir, pelar y chafar en un bol.

Después, cortar la cebolleta en brunoise y añadirla en el bol junto a las patatas y mezclar.

Pelar la naranja y sacar los gajos. Aprovechar parte de la naranja para sacar un poco de zumo y añadírselo a las patatas.

Mezclar todos los ingredientes del bol. Coger una pequeña cantidad y hacer un rulo de un grosor de 1 centímetro, aproximadamente. Cortar pequeños cilindros con un cuchillo.

Para el pesto:

Echar todos los ingredientes, excepto el aceite de oliva virgen extra, en el vaso de la procesadora y triturar muy bien. Luego, ir añadiendo poco a poco el aceite para ir emulsionando hasta que espese la mezcla.

Presentación

Poner una base de brotes tiernos. A continuación, colocar el bacalao encima de los brotes y posicionar tanto los rulos de patata como los gajos de naranja alrededor.

Aliñar con el pesto de rúcula y Moringa y terminar con unas pequeñas rodajas de cebolleta encima de los rulos.

2019-07-12T12:29:57+00:00