//Lo que no sabías de San Fermín

Lo que no sabías de San Fermín

Desde el 7 de julio, con el chupinazo (cohete que se lanza a las 12h desde el balcón de la Casa Consistorial de Pamplona), y hasta el día 14 tienen lugar en Pamplona, Navarra, una de las fiestas españolas más conocidas a nivel mundial: San Fermín. Mucho se ha hablado de este festejo vinculado a los toros y los pañuelos rojos, mas hay algunas cuestiones sobre él que son mucho menos conocidas pese a ser muy interesantes:

Patrón

San Fermín no es patrón de Pamplona, sino de Navarra. Fermín, hijo del senador romano Firmus y gobernante de Pompaelo (Pamplona) en el siglo III, se convirtió al cristianismo y llegó a ser obispo de la ciudad.

En la Plaza Consistorial, se aglomeran unas 12.500 personas, lo que supone ¡5 por metro cuadrado!”

Origen

Los sanfermines tienen su origen en la época medieval. Originalmente, se celebraban desde el 10 octubre y estaban conformados por ferias comerciales, festejos religiosos al patrón y corridas de toros. Duraban sólo dos días. El 10 de octubre de 1590 llovió tanto que el obispo de Pamplona decidió adelantar varios meses la celebración, fijándola en el 7 de julio.

El recorrido de los encierros se realiza a lo largo de las calles de la Parte Vieja de Pamplona. Da comienzo en los corralillos de la cuesta de Santo Domingo, subiendo hasta la plaza Consistorial (plaza del Ayuntamiento) y girando por la calle Mercaderes, para acceder a la calle Estafeta que conduce finalmente por el tramo de Telefónica hasta el callejón que entra a la plaza de toros.

El recorrido de los encierros se realiza a lo largo de las calles de la Parte Vieja de Pamplona. Da comienzo en los corralillos de la cuesta de Santo Domingo, subiendo hasta la plaza Consistorial (plaza del Ayuntamiento) y girando por la calle Mercaderes, para acceder a la calle Estafeta que conduce finalmente por el tramo de Telefónica hasta el callejón que entra a la plaza de toros.

Afluencia

Un dato que corrobora lo conocidos que sanfermines es que Pamplona, con menos de 200.000 habitantes, alberga más de un millón de personas durante estas fiestas.

Originariamente no se corría delante de los toros, sino detrás y a los lados.”

El Chupinazo

El cohete que a las 12h del día 6 de julio oficializa el comienzo de los sanfermines data de 1941. Y no es poca cosa: mide 1,20 metros y alcanza los 133 decibelios, un nivel sónico equivalente al despegue de un avión a reacción. En el lugar desde el que se lanza, la Plaza Consistorial, se aglomeran unas 12.500 personas, lo que supone ¡5 por metro cuadrado!

Encierros

El origen de los encierros se remonta al siglo XIV, con el traslado de los toros desde el campo hasta la plaza. Curiosamente no se corría delante, sino detrás y a los lados. Hasta 1776 no se valló el recorrido.

Actualmente los encierros recorren unos 900 metros hasta la Plaza de Toros. ¡Se transitan en menos de 3 minutos!

Hemingway disfrutó de 8 Sanfermines.”

Antideslizante en la calle Estafeta

El punto más conocido de los encierros, la convergencia de la curva de Mercaderes y la calle Estafeta, suele ser lugar de tropiezos tanto de toros como de corredores. Por ello, se aplica ahí antideslizantes al suelo.

El chupinazo es el cohete que se lanza el día 6 de julio de cada año a las doce del mediodía desde el balcón de la casa consistorial de Pamplona para señalar el inicio de las fiestas de san Fermín o sanfermines. Congrega gran número de público y se retransmite en directo por televisión. Es el chupinazo más famoso del mundo.

El chupinazo es el cohete que se lanza el día 6 de julio de cada año a las doce del mediodía desde el balcón de la casa consistorial de Pamplona para señalar el inicio de las fiestas de san Fermín o sanfermines. Congrega gran número de público y se retransmite en directo por televisión. Es el chupinazo más famoso del mundo.

El pañuelo rojo

La costumbre de llevar el pañuelo rojo es anterior a la de vestir de blanco, que data de los años setenta. El origen del uso del pañuelo es incierto. Una hipótesis es que su raíz es religiosa: honrar la festividad del mártir San Fermín, decapitado; otra es que el pañuelo es rojo por ser instrumento para azuzar a los toros en los encierros; y una tercera defiende que deriva del color de la bandera navarra.

Lo que sí se tiene claro como tradición vinculada al pañuelo es que el día 6, hasta el chupinazo, se lleva atado en la muñeca. Sólo una vez detonado el cohete puede atarse al cuello.

Los encierros de San Fermín tienen un origen medieval en la “entrada”: los pastores navarros traían a los toros de lidia desde las dehesas de la Ribera de Navarra hasta la plaza Mayor, que servía de coso taurino al no existir una plaza de toros.”

El baile de la alpargata

Ésta es otra tradición del festejo, menos conocida. La alpargata es el calzado tradicional de Pamplona y con él puesto se baila cada día a las 9 de la mañana mientras dure la celebración.

La música juega un papel importante en los Sanfermines. Desde las dianas de “La Pamplonesa” hasta los pasodobles en las corridas de toros, el ambiente musical es dominante.”

Personalidades históricas

La figura por antonomasia de los sanfermines es Ernest Hemingway, que conoció Pamplona y quedó prendado ella el 6 de julio de 1923. ¡Vivió su fiesta mayor ocho veces! Pamplona fue el escenario de su primera gran novela: “The Sun Also Rises” y los propios sanfermines fueron recogidos en otra de sus obras: “Fiesta”. La ciudad le ha correspondido con una calle (Paseo de Hemingway) y un monumento junto a la Plaza de Toros.

Otros personajes célebres que disfrutaron de estas fiestas son Orson Welles, Ava Gardner, Charlton Heston, Errol Flynn y Spike Lee, entre otros.

El San Fermín estadounidense

Con tanta personalidad histórica estadounidense vinculada a la fiesta grande de Pamplona, no es de extrañar que hayan querido reproducirla ahí. Así, desde el próximo 9 de julio y hasta el día 12, tendrá lugar en Nueva Orleans la novena edición del Running of the bulls. Este festejo paralelo tiene chupinazo y encierros, sólo que estos, a orillas del Mississippi, reemplazan los toros bravos por “roller girls”, chicas en patines con cachiporras hinchables que persiguen y golpean a los corredores, ataviados éstos a la usanza con pañuelos rojos y vestimenta blanca. ¡Para esta edición se esperan 20.000 corredores!

A San Fermín pedimos por ser nuestro patrón, nos guíe en el encierro dándonos su bendición.”

2018-07-06T22:40:44+00:00