Mireia Belmonte, en la superación está la victoria

Sólo dentro de la dificultad vas a encontrar soluciones. La gente que gana es aquella que se muestra capaz de superar problemas.” Fred Vergnoux, entrenador de Mireia

La nadadora española Mireia Belmonte ha conseguido la medalla de oro en la prueba de 200 metros mariposa disputada en los campeonatos mundiales de Budapest.

Con esta presea, la quinta en unos mundiales, Belmonte ha conseguido completar la “triple corona” en los 200 mariposa, pues posee el oro olímpico (2016), el oro mundial (2017) y el oro en Europeos.

“Aún no me lo creo, estoy asimilándolo”, fue lo primero que dijo Mireia tras su meritorio triunfo en Budapest.

“Aún no me lo creo, estoy asimilándolo”, fue lo primero que dijo Mireia tras su meritorio triunfo en Budapest.

Por la mañana me he levantado mal, muy resfriada, me encontraba fatal”.

Mireia tuvo como principales competidoras a la alemana Franzesca Hentke, que había marcado el mejor tiempo del año, y a la húngara Katinka Hosszu (logró el bronce), constante y estruendosamente animada como estrella local. Las ha derrotado, pero no supusieron la única fuente de adversidad.

La nadadora catalana se levantó muy resfriada, encontrándose “fatal”, según sus propias palabras. Sus posibilidades de ganar parecían desvanecerse antes de empezar a nadar.

Mas, con determinación, Mireia hizo valer sus genes de ganadores, sus duros entrenamientos y buenos hábitos, y la sobresaliente voluntad que la categorizan, para subir a lo más alto del podio; su lugar natural.

Una campeona consolidada

Belmonte ha demostrado su extraordinaria versatilidad nadando en pruebas tan diferentes como los 5 kilómetros en aguas abiertas hasta los 200 mariposa, pasando por los relevos o los 200 estilos.

Su primer éxito importante llegó en los Campeonatos de Europa celebrados en la ciudad holandesa de Eindhoven en 2008, cuando, con sólo 17 años, logró el oro en 200 metros estilos y superó el récord de la competición.

Mireia muestra su última medalla de oro.

Mireia muestra su última medalla de oro.

Su participación en los Mundiales se había saldado hasta ahora con cuatro medallas, dos de oro en 400 estilos y 200 mariposas, en los Mundiales de Dubai en 2010 y tres medallas, dos de plata y un bronce, en los Mundiales de Barcelona de 2013.

A este palmarés hay que sumarle el oro de los 20 metros mariposa y la plata en la prueba de 1.500, ambas medallas conseguidas en estos mundiales de Budapest.

Mireia ha hecho valer sus genes de ganadores, sus duros entrenamientos y buenos hábitos, y la sobresaliente voluntad que la categorizan, para subir a lo más alto del podio; su lugar.”

2017-07-28T16:53:15+00:00